Skip to main content

Etiqueta: GPS

La Evolución de la Agricultura: De la tracción animal a la Agricultura Digital

La agricultura ha evolucionado desde el uso de animales para tirar los arados pasando por sistemas de agricultura de precisión guiados por satélite, hasta la agricultura digital que se basa en la recopilación, el procesamiento y la interpretación de datos para mejorar la eficiencia de la producción agrícola a través de la implementación de diferentes tecnologías, como los sensores, la conectividad, la inteligencia artificial, los drones e imágenes satelitales y la automatización.

Durante siglos, los agricultores han utilizado animales para ayudar en tareas como el arado de la tierra, la siembra de semillas y el traslado de cosechas. Esta fue la forma tradicional de cultivar la tierra durante muchos años. A principios de los años 20, los agricultores comenzaron a utilizar equipos mecánicos para reemplazar a los animales. Esta mecanización ha permitido trabajar más rápido y con mayor eficiencia. Sin embargo, en los últimos años, el uso de tecnologías como guiado por satélite y una automatización más básica, han permitido cultivar de forma más precisa y eficiente mejorando notablemente la producción.

Esta tecnología permite rastrear el rendimiento de las cosechas y sembrar y fertilizar el suelo de forma más precisa. Los sistemas de guiado por satélite también han ayudado a optimizar el uso de recursos como el combustible, el agua y los insumos, lo que les permite reducir los costos y aumentar los beneficios.

Actualmente, la saturación de datos es una preocupación real para los agricultores. Están siendo bombardeados de información que a veces no son capaces de procesar o utilizar de manera efectiva. Necesitan herramientas para ayudarles a analizar los datos y convertirlos en información útil para mejorar sus operaciones. Las herramientas de análisis de datos, la Inteligencia Artificial y la automatización tienen el potencial de ayudar a la agricultura a mejorar su productividad y optimizar sus operaciones. También hay una necesidad de crear una cultura de datos en el sector agrícola para ayudar a comprender mejor los datos y cómo pueden ser utilizados para mejorar su rendimiento. Esto ayudaría a los agricultores a estar más al tanto de la información de la que disponen y a utilizarla de manera más eficiente.

Por ello desde Agrícola Noroeste estamos trabajando para ofrecer soluciones tecnológicas para que nuestros clientes accedan a un mayor nivel de información y herramientas de análisis de datos y predicción para ayudarles a tomar decisiones de manera más informada. Estas herramientas analizan los datos históricos de sus cultivos para predecir cómo se comportarán en el futuro, lo que les ayuda a tomar decisiones estratégicas más inteligentes, mejorando la eficiencia de sus operaciones proporcionándoles aplicaciones móviles como el Operations Center para poder controlar y administrar su explotación desde cualquier lugar optimizando el uso de los recursos.

Queremos que nuestros clientes sean capaces de cerrar el circulo desde la recopilación de datos en el campo con los equipos de guiado y sensores incluidos en sus máquinas así como características del suelo, mapas de rendimiento ó teledetección y analizarlos para poder zonificar el campo, dividiendo el campo en zonas, lo cual permitirá determinar los requerimientos de los cultivos para lograr un mejor rendimiento agrícola y volver a llevarlos al campo.

La automatización y la conectividad son dos elementos clave para el éxito de los trabajos en el campo. La automatización permite a los agricultores ahorrar tiempo y recursos al automatizar tareas como la siembra, la aplicación y la cosecha. Esto permite a los agricultores centrarse más en la calidad de sus trabajos y aumentar su eficiencia. La conectividad, por otro lado, nos permite obtener de nuevo datos precisos sobre el estado de los cultivos, a fin de tomar decisiones basadas en datos. Con esto podemos aumentar los rendimientos y permitir ahorrar tiempo, recursos y dinero.